Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Meditación Akáshica’ Category

¿Podemos estar maniatados sin saberlo por lazos invisibles que esclavitudnos frenan, atascan, bloquean y diluyen cada gran esfuerzo que hacemos, a migajas? Es triste, ¿o nos genera impotencia? Duro es tomar conciencia que actúan de muchas maneras, camuflándose como un camaleón. La constante es que siempre nos perjudican. Cada vez que estamos atrapados en un círculo vicioso eterno, ahí los tenemos. O mejor dicho, nos tienen… a su merced. Esclavizados. Vos sabés mejor que nadie en qué área de tu vida te están forzando a repetir más de lo mismo. También tenés muy claro que esa situación que se replica a pesar de todo lo que hacés por evitarla, siempre tiene un sabor amargo. No importa en dónde estén haciéndote sentir el rigor de su influencia. Las cadenas de esclavitud invisibles te atan a relaciones tóxicas. Te aprisionan en un trabajo donde no te sientes realizado. Te condenan a reproducir un pasado que quieres dejar definitivamente atrás. Te obligan a una dependencia económica que no puedes superar. Te amordazan para que no puedas expresar lo que sientes en el momento adecuado. Te inhiben las decisiones sanas para que reproduzcas las traumáticas y patológicas. En fin, son tantos los trastornos que nos provocan como dolorosas sus consecuencias y múltiples los rostros que pueden adoptar. Lo mejor que podemos hacer por nosotros, es cortarlas. Sin perder tiempo en buscar de qué modo se están manifestando tortuosamente en nuestra vida. Sólo ocupémonos de arrancarlas de raíz. Con valentía y con la plena convicción de que merecemos recuperar el libre albedrío que nos han robado, declaremos la abolición de nuestra esclavitud.
Habrá llegado la hora de aprender a vivir saludablemente en libertad.

Procedimiento:

Comenzarás parado, descalzo y con los pies juntos. Tus
brazos están extendidos por arriba de la cabeza. Sólo
las muñecas se tocan entre ellas.

Une tus pulgares por las yemas.
Enrolla el meñique derecho en la cara interna del meñique izquierdo.
El mayor derecho en contacto por las yemas con el anular izquierdo
Las yemas de los índices juntas.
Los dedos restantes quedan libres, rectos y relajados.

Imagina que dos cadenas te sujetan a un paredón de hierro. Una aprisiona tus muñecas y la otra tus tobillos. Ambos grilletes son de un material metálico muy oxidado, y tienen púas de acero.

Pronuncia tres veces la palabra:

YEFUBIZA HEBIYASEDI BAQECIBE GIFOBIesclavitud2

      Con la determinación de saber que estás a punto de materializar una acción decisiva, harás un contundente movimiento con tus brazos y tus pies. Mientras los abres enérgicamente hacia los costados, visualiza que las cadenas se rompen como papel.

 

      Sumérgete en un río plácido de agua bendita. Observa cómo las cadenas se van disolviendo hasta desaparecer.

sol

    Al salir del río, verás un sol radiante brillando en el firmamento en todo su esplendor.

Frecuencia: tres sesiones diarias durante tres días como mínimo y veintiuno como máximo.

Pablo Vaserman

Anuncios

Read Full Post »

Esta meditación akáshica es indicada para momentos donde el caosbuda te haga sentir derrotado o haya transformado tu vida en un estado fuera de control. ¿Puedes usarla en forma preventiva? Absolutamente. Y es más que recomendable. Siempre es mejor prevenir que curar. Nunca es una pérdida de tiempo el empeño de cultivar la paz interior. Tu salud mental, emocional y energética te lo agradecerá.

¿Qué beneficios te va a reportar?
Te ayudará a retomar las riendas de la situación y a conducirte con ecuánime serenidad. ¿Aquí se acaba todo? No. También le dará el poder a tu chakra del corazón para que se transforme en el piloto de tormentas que necesitabas. ¿Qué estrategia adoptará primero? ¿Evitar que pierdas tu eje o alinearte en el respeto al derecho que tiene cada ser vivo de evolucionar? Si es visible o invisible, da igual.
El interrogante queda planteado.
Conviértete en tu propio laboratorio experimental, y después nos cuentas a qué conclusiones llegaste.

Procedimiento

Imagínate que eres un Buda en posición de loto. Tu espalda y tu cuello están cubiertos por una túnica blanca espléndida.
En tu entrecejo, hay una gota sólida de oro. Tus ojos son de diamante.

De pronto, observas frente a ti un torbellino que apareció de la nada, girando a toda velocidad. Al estudiarlo mejor, te das cuenta que tiene la forma de un túnel muy largo. Está suspendido en el aire frente a ti, y no era tan ancho como te parecía. Apenas tiene una circunferencia de unos treinta centímetros. El extremo inferior está localizado a la altura de tu bajo vientre. El superior, gira sobre tu frente. Es tan largo que no alcanzas a ver dónde termina. Pero sí sabes que este misterioso túnel sin fin mantiene su posición fija paralela al suelo.

Al comienzo lo ves de color rojo. ¿Era una ilusión? Porque a medida que te adentras en él con la fuerza de tu intención mental, descubres que es puramente dorado.

Pablo Vaserman

Read Full Post »

equilibrio3La primera medida que va a tomar esta meditación akáshica cuando comiences a practicarla, es alinear tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Ya acometió su hazaña número uno: enseñarte cómo conquistar la paz interior. No satisfecha con eso, los colocará en armonía con todos los reinos de la naturaleza. Ya va por el segundo logro: recordarte que somos un sincretismo de la madre tierra, y que todo lo que le hacemos, para bien o para mal, nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.equilibrio2 Como aún no le alcanza para expresar todo su poder, esta meditación decodificada de los Registros Akáshicos también te va a sincronizar con el planeta Tierra. Aquí ya te demuestra cuánto necesitamos a todos los seres que conviven con nosotros en esta casa, y cuánto debemos respetarlos para estar sanos y equilibrados. Pero es tan ambiciosa, que también te alineará con los mundos habitados en nuestra dimensión y en la totalidad de las otras dimensiones.equilibrio1
Te quedará a ti, en esta última instancia, averiguar qué es lo que esta sencilla y maravillosa meditación akáshica vino a enseñarte.arbol

Procedimiento:

Imagina un árbol de grandes raíces en un campo muy verde y fértil.
En el cielo celeste ves proyectada una estrella de seis puntas, paralela al suelo. Está alineada con el eje central del árbol.
Visualiza otra estrella exactamente igual pero debajo del tronco, que descansa a veinticinco centímetros en la profundidad de la tierra.

Repite tres veces en voz audible la palabra:

MIDUMEZA DUBIYU BAGEBI FEDI

Sostén la imagen por tres minutos.

Puedes repetir esta meditación akáshica hasta tres veces por día.

Pablo Vaserman

Read Full Post »

movermontañaCuando necesites fortaleza para afrontar iniciativas complejas, o te encuentres pasando por momentos difíciles y sientas que un aporte bioenergético para atravesarlos con templanza e impasibilidad te haría muy bien, hazte amigo de esta meditación akáshica. Como trabaja con el arquetipo del guerrero, es ideal para que la practiques en cada ocasión donde desees honrar a la creación con una acción que necesite de tu parte, coraje y determinación al mismo tiempo. Es muy propicia si deseas concretar esa meta con sano juicio y viendo multiplicada tu capacidad de discernimiento. Más aún si está guiada por una vocación de servicio y el afán de justicia.

Cuando estas necesidades se presenten en tu vida, puedes invocar el arquetipo del guerrero para abrir una puerta angelical en el mundo invisible. Se pondrá a tu servicio siempre y cuando necesites ayuda para cumplir con esos objetivos en forma impecable.

Procedimiento:

* Visualiza la imagen de un samurai. Obsérvalo detenidamente.

Consamurai ambos puños sujeta una filosa espada que porta a la altura de la cabeza. El arma está en posición horizontal al suelo, y la punta hacia delante.

¿Pasamos al mudra? Sin olvidar al samurai, articularás los dedos de tus manos de la siguiente manera:

  • Los meñiques en contacto por las yemas
  • Harás lo mismo con el mayor derecho y el índice izquierdo
  • Enrolla el anular derecho en la parte interna del índice izquierdo
  • Envuelve el anular derecho con el mayor izquierdo.
  • Los dedos restantes te quedarán libres, rectos pero relajados.

Repite tres veces en voz audible la palabra

MEZIGABI DEYIVAGEFI ZABIYEBI

Al término de tres minutos, desarma el mudra, abandona la visualización y retoma tus actividades habituales.

La posición idónea para realizar esta meditación akáshica es sentado, con la espalda recta y los pies paralelos. La frecuencia es de tres aplicaciones por día, hasta que obtengas los resultados buscados.

Pablo Vaserman

Read Full Post »

Despeja trabas que obstaculizan la concreción de trabajo.
Convierte al practicante en una antena emisora de frecuencias moduladas que lo harán visible y atractivo para los clientes o pacientes que lo necesiten, siempre que sea un profesional idóneo en su área”.

De acuerdo a los Maestros de los Registros Akáshicos, los factores que intervienen para que tengamos éxito en nuestros proyectos y seamos prósperos en la generación de oportunidades laborales, son 21. De este total, 18 de ellos son de índole bioenergética.exito

Cuando todos están activos, sanos e interactúan correctamente, es suficiente con que el profesional concrete los pasos tradicionales de cualquier emprendimiento para que su proyecto se haga realidad. Es cierto. El peligro siempre latente de la aparición de dificultades externas pueden hacerlo zozobrar. Pero seguramente su inteligencia lo ayudará a pilotearlas. Lo importante es que el terreno de base estará abonado y sin obstáculos endógenos para que su meta laboral nazca, crezca y se desarrolle. Si su sistema energético está en óptimas condiciones, solo tendrá que ocuparse de todas las aristas prácticas de su emprendimiento: planificación, publicidad, marketing, target, definición del producto o servicio, etc. Si todo en él anda bien, una vez que se hayan cumplido los plazos mínimos que todo lanzamiento necesita para consolidarse, seguramente comenzará a cosechar lo que sembró. Exactamente igual ocurre con una búsqueda laboral.

Distinto es cuando a pesar de haber hecho todo lo necesario, no logra despertar el interés del producto o servicio que ofrece. Es en este punto cuando habría que investigar en cuáles de los 21 aspectos motorizadores del trabajo padece anomalías. Sin pérdidas de tiempo, tendrá que ir tras la búsqueda de la técnica bioenergética que lo reequilibre. ¿Con qué propósito? Recuperar su funcionamiento normal, para que el éxito exito2dependa únicamente del acierto de sus decisiones.

Una forma sencilla de entender el fenómeno sería imaginarte desde el punto de vista laboral, como un circuito eléctrico que alimenta a una lamparita con 21 interruptores interconectados. Para que la lámpara se encienda en toda su potencia, necesitas que los 21 interruptores funcionen a la perfección. Si falla alguno, la corriente eléctrica llegará a ella con una merma. Cuántos más interruptores deficientes tengamos, el suministro sufrirá pérdidas mayores  y en consecuencia, la intensidad de la luz que emita la lámpara será menor.

Ahora bien. ¿Qué significa ser exitoso laboralmente para el mundo espiritual?.

No es sólo lograr muchos clientes, ganar dinero, acumular prestigio, conseguir una buena posición social, ser un referente para sus colegas, todo lo cual es legítimo y deseable.

También es brindar un servicio de excelencia, en cualquiera sea el área en la que el profesional se desempeñe.

Es poner todo su conocimiento al servicio del progreso que le permita conseguir con ese producto o servicio, al consumidor. Progreso significa, desde esta perspectiva, hacerlo avanzar un escalón hacia alguna meta superior, en cualquier área de su vida.

Sin embargo, para llegar a esa meta superior, previamente hubo que dar muchos pasos para alcanzarla. El camino nunca es lineal, como tampoco es directa, ni de un día para otro, la concreción del objetivo.

En todo proyecto hay plazos que cumplir, etapas que planificar, obstáculos que sortear y avatares que avizorar, para poder materializar ese proyecto anhelado.

Allí es donde se ubica el papel que cumple el producto o servicio en el intercambio social: darle al beneficiario algo de lo cual carece, que lo ayude a progresar. En la base de esta concepción holística del trabajo, el plano físico o material, va de la mano del plano mental y del espiritual. En otros términos, existe un verdadero progreso si en el consumo que hace el clienteprofesional3 de ese producto o servicio, esos tres aspectos que constituyen al ser humano, evolucionan y avanzan juntos hacia un estadío superior.

Esta meditación akáshica está destinada a aquellos profesionales que necesitan aumentar su cartera de clientes o pacientes, en tanto y en cuanto estén convencidos de su idoneidad, y consideren que el producto o servicio que brindan apunta a la excelencia, tal como la entiende el mundo espiritual.

Observaciones:

La meditación trabaja sobre 15 de los 21 aspectos mencionados al comienzo de este informe. Tiene la ventaja que al ser universal, la puede practicar cualquier persona sin necesidad de particularizarla. Los resultados de su práctica siempre serán beneficiosos para el lector, pero es importante destacar que su rendimiento será variable para cada cual, y se acercará en mayor o menor medida al ideal óptimo del 100%, de acuerdo a las anomalías bioenergéticas que no hayan sido tratadas – si las hubiera-, y sean necesarias reequilibrar en consultorio.

PROCEDIMIENTO

Mudra:

• Coloca la yema del pulgar derecho sobre el dorso de la mano izquierda.
• Ambos meñiques en contacto por las yemas.
• La yema del anular derecho sobre la tercera falange del anular izquierdo.
• La yema del mayor derecho en el centro de la palma izquierda.
• El resto de los dedos, libres y relajados.

Visualización:

• Imagina durante un minuto una cruz adentro de un círculo. Ambos son de fuego dorado.
• A su término, recita tres veces en voz semiaudible

AWEFARI  BIDUMEQI  BEFIBEGUA   QIDAHEBIGE  MEBAGEFI

                                 
• Observa cómo la cruz y el círculo dorados transmutan en rojo rubí. Deberás mantener esa imagen en tu mente durante otro minuto.
• A su término, recita tres veces en voz semiaudible

  HIBUBEFA    ZIBEDAHI     GIGEFOUA

• La cruz se convierte en un triángulo equilátero de fuego divino celeste. Se mantiene insertado en el mismo círculo, que permanece rojo.

Duración: Cuando se cumplan los tres minutos desde el inicio de la meditación, desarma el mudra y abandona la visualización.

Ritmo: 3 sesiones diarias, durante 10 días consecutivos.

Nota: Para comprender como trabaja una meditación akáshica, ingresa aquí.

Pablo Vaserman

Read Full Post »

El siguiente es el desglose de las consecuencias que arrojó uniónla segunda práctica masiva de esta técnica concertada durante un período de tiempo específico en el año 2011.
Nos unimos durante breves treinta días.
Los resultados serán permanentes.
Si deseas aportar tu granito de arena para elevar la conciencia del planeta y la de sus habitantes, tienes a tu disposición una herramienta maravillosa.
Puedes ponerla en marcha cuando quieras. Ojalá que lo que leas a continuación te sirva de estímulo, cuando compruebes que tu acción antes que granito, será un servicio espiritual del tamaño de un médano.

1.  Plano Psicológico:

menteSe hizo una limpieza en el cuerpo Mental del 50% de los habitantes del planeta. La consecuencia es que se ha despejado el camino y se abrieron nuevos canales energéticos que les dará una mayor amplitud de conciencia. ¿Con qué propósito? Para que puedan asimilar los cambios que paulatinamente irán aconteciendo en nuestro mundo, que implican una profunda transformación de paradigma, en cuánto a la concepción de qué es y como definimos la realidad.

Esta apertura de conciencia, facilitada por la meditación akáshica, evitará que  lo nuevo sea rechazado, por miedo a lo desconocido. Y viceversa. Fomentará una muy buena predisposición individual  a evolucionar.

 2. Plano  Social:

Se instalaron en todo el planeta ciertas columnas energéticas que tienen una función muy interesante: extraen y transmutan una serie de (algo así como) cardos de cactus, que los seres humanos tenemos clavados en las manos.

Estos cardos, que existen solo en un plano sutil de la realidad, inoculan un veneno que actúa segregando resentimiento y egoísmo en la trama de relaciones sociales, que al acumular una masa crítica suficiente, desequilibra a los miembros de distintos grupos sociales.

El producto de ese desequilibrio se manifiesta en nuestro plano físico bajo la forma de actos individuales o grupales irracionales, que provocan discordia y desarmonía. La eliminación de estos cardos venenosos también ha venido acompañado de la colocación de un guante energético que cauterizará las heridas provocadas en nuestras manos por ellos, al tiempo que actuará como una malla protectora blindando la zona, frente a cualquier intento de retorno.

3.Plano Relacional:

Los seres humanos vivimos inscriptos en una burbuja energética que nos contiene en diferentes escalas: por familia, sociedad, nación, humanidad.

Las energías que emitimos, sean tanto positivas como negativas, circulan dentro de ella e impactan en sus integrantes, con una potencia 40 veces mayor, con respecto a quienes viven por afuera de sus límites.

La meditación akáshica intervino en el cuerpo (sutil) del Karma, perteneciente al 25% del planeta. Lo que hizo fue purificarlo y reducir en un 60% las energías negativas de origen kármico que emanan esas personas.

La consecuencia directa fue que en ese 25% de la población humana, las familias mejorarán sus relaciones en un 38%.

4. Plano  Energético:

Energía sanadora que llegó de un millón de estrellas, limpió el ojo derecho del 60% de la humanidad. La función del ojo derecho es la de percibir el futuro e identificar las oportunidades. Estaba obturado por una película gelatinosa de color gris-pardo, que generaba en cada individuo la sensación inconsciente de no poder proyectarse en el futuro. La creencia en que no había horizontes o caminos de salida posible a los problemas,  justificada a partir de racionalizaciones de distinta índole, eran su producto final, y se cristalizaba en estado de desesperanza y brazos caídos.

5. Plano Espiritual:

Una comisión angelical se puso a disposición del 30% de la población humana, para ayudar al ser bioenergético de cada individuo, a despertar. Este acontecimiento tiene enorme relevancia en la evolución y el progreso espiritual de cada alma encarnada.

A partir de esta meditación akáshica, quienes estén adentro de este colectivo social, tienen asistentes expertos en esa materia, que los ayudarán a sortear las vastas dificultades que encontramos en el planeta tierra para recordar quienes somos, expandir la conciencia, y levantar vuelo.

 6. Plano de Poderes:

Se realizó una cirugía espiritual localizada en los chakras, en el 20% de la población del planeta.

Adquirieron el poder de armonizar a las personas y los seres que los rodean, en un radio de 18 metros a la redonda.

7. Plano Cósmico:

Se introdujeron 25 observadores-inspectores de 25 civilizaciones, millones de años más avanzadas que nuestra humanidad. No son visibles porque pertenecen a otras dimensiones. ¿Cuál es su misión? Elevarán un informe dirigido a las más altas esferas acerca de cómo marchan los cambios muy acelerados que vivimos como humanidad, y que experimenta el planeta Tierra de cara al establecimiento de la era de Acuario.

Se dedicarán a confeccionar informes sobre el desarrollo del proceso, enfocando su análisis en eventuales aspectos que a su entender haya que ajustar, o en elementos que a su criterio, deban introducirse. Todo esto, para que el
resultado final encaje en el modelo previsto, a la perfección.

8. Plano Akáshico:

Los maestros de los Registros Akáshicos liberaron nuevos paquetes de información. ¿Qué contienen? Facultades que cada individuo podrá
solicitar en el marco de una sesión de Terapia Akáshica. Estas capacidades no
se replican sino que cada paciente recibirá aquellas que le fueron asignadas de acuerdo a su misión espiritual. ¿Cómo las van a obtener? Aplicando un procedimiento específico, cuyo protocolo se deberá decodificar de los Registros Akáshicos.

   9.  El Plano Divino

Ha colocado un manto protector sobre el planeta Tierra. Puedes imaginarlo como una gran mano blanca, que ha tomado a nuestro mundo en su palma.

Como bendito final abierto de estas fantásticas consecuencias de la meditación akáshica con el himno nacional argentino, te dejo planteado el siguiente interrogante: ¿a quién crees que pertenece la mano blanca?.

Pablo Vaserman

Nota: Para comprender cómo trabaja una meditación akáshica, visita el informe La Meditación Akáshica une el hombre al Cosmos. Si deseas acceder al desarrollo de  la meditación para elevar la conciencia del planeta, ingresa aquí.

Read Full Post »

Si te pasó alguna vez que tuviste la intención de tomar un curso de carácter esotérico, o pensaste en pedircaminos una consulta en una disciplina que utiliza como fuente de información al mundo invisible, o fantaseaste con anotarte en alguna escuela de conocimiento que trabaje con energías sutiles, o especulaste con tener alguna experiencia vinculada a los estados alterados de conciencia, y sin embargo, dudaste porque había algo que te hacía ruido y vacilabas entre tomar la iniciativa o descartar la idea de plano, esta meditación akáshica es para vos.

Su propósito es ayudarte a que puedas identificar cuando un asesoramiento o aprendizaje que deseas emprender, es sano, veraz y adecuado para tu crecimiento espiritual.

Es tan simple de hacer (no te tiene que insumir más de 15 segundos) como efectiva en su resultado.

Que la disfrutes.

  1. Piensa  en la actividad o consulta que deseas realizar.
  2. Visualiza un triángulo equilátero de oro.
  3. Imagina un pájaro gris en su centro.
  4. Recita 3 veces en voz semi audible la siguiente palabra.

                MEDIYETI    BIFALEDI GALUDUGI     FEDAYI

    1. Permite que el pájaro levante vuelo.

pajaroblanco

  • Si cuando sale volando del triángulo ves al ave de color blanco, significa que has dado con el camino  correcto.

Si  en cambio el pájaro es oscuro, será la indicación de que ese camino no pajaronegroes para vos.

Además de la imagen, al concluir la meditación sentirás la certeza interna de lo que debes hacer.

Sugerencia: Anótalo. Ese es el rumbo que debes tomar, aunque más tarde dudes y desconfíes de tu percepción. Si la escribes, tendrás en tus manos la prueba de que efectivamente obtuviste la respuesta que necesitabas. Es decir, serás tu propio testigo y abogado frente a tu principal enemigo que busca boicotearte: vos mismo/a.

  • No repitas la meditación para confirmar la respuesta, porque el segundo resultado no tendrá validez. La contestación auténtica es la primera. La técnica es impecable. Sólo confía en ti.

Pablo Vaserman

Read Full Post »

Older Posts »