Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Alimentación y Espiritualidad’

Hay cinco categorías de personas que podrían agruparse de acuerdo a su estilo de alimentación. Cada segmento transita un estadio específico del camino espiritual. Ninguno es mejor que los demás. Cada individuo recibe los aprendizajes que necesita acorde a la etapa en la que se encuentra. Los avances que logra son resultado del empeño que ha invertido en progresar, en armonía con sus tiempos internos. Ese proceso no puede acelerarse. El momento apropiado para cada toma de conciencia y la posterior transformación ineludible, debe llegar sin coacción ni compulsión. El alma es libre por naturaleza. No hay una sola, que no sea reacia a las imposiciones. Cualquiera sea el escalón que esté pisando, en la escalera común a todas, que une el Cielo, a la Tierra.

alimento

1) Pueden comer de todo. Canelones. Medialunas con dulce de leche. Milanesa a la napolitana con papas fritas. Escalope a la romana. Budín de pan. Bombón suizo. Mollejas. Chorizo colorado…

Da igual. El contacto que establecen con los Registros Akáshicos es nítido, fluído y sólido. Lo es debido a que para eso han sido preparadas estas personas durante mucho tiempo. Fueron entrenadas para nutrirse de la energía universal. Ingieren comida para no llamar la atención en la sociedad en la que están integrados. Tienen un procesador de alimentos incorporado que les permite destilar las propiedades nutricionales de cada bocado que llevan a su boca. Descartan los restos sin que les afecten o interfieran con el desenvolvimiento óptimo de su cuerpo, mente y espíritu. Retienen solo lo esencial.

2) Consumen pescado o pollo sin problemas. Se abstienen de la carne roja. Son precavidos, porque les reduciría un 20% el índice de conexión con los Registros Akáshicos. Mantienen una saludable rutina periódica de ejercitación física, practicando algún deporte o cultivando un arte marcial. El contacto con la naturaleza representa para ellos un hábito fundamental. Los mantiene centrados, serenos, limpios y sanos. La alimentación es uno de los patrones que atienden, de un conjunto mayor de factores. Viven al interior de un sistema formado por una constelación de principios espirituales, que llevan grabado a fuego en su ADN. Estos sellos lacrados se abren en el momento en que el reloj interno que dicta su plan de vida, pone en marcha el modelo de conducta en el cual se inspiran, de manera intuitiva y sin esfuerzo.

3) Comen pescado de vez en cuando. Si los invitan a un asado, van. Sin embargo, necesitan basar su alimentación diaria en vegetales, legumbres, cereales, semillas y frutas, si pretenden mantener el canal limpio, fuerte, aceitado y libre de interferencias. Mantienen este régimen de vida sin fanatismos. Su organismo los guía en cada ocasión. Se los hace saber mediante sensaciones, emociones o fuertes certezas intuitivas. Así les indica cuándo es apropiado apartarse de la línea maestra y dejar habilitado el consumo de carne sin consecuencias nocivas para su labor con los Registros Akáshicos; o cuándo es más conveniente que la deje en pausa y refuerce la ingesta de los alimentos que nacen de la tierra.

alimento2

4) No comen carnes rojas ni blancas. Tienen una sensibilidad especial hacia el reino animal. No toleran la idea de alimentarse de ellos. Los miembros de este colectivo necesitan identificar cuál es el ancla que los mantiene enraizados en la tierra. La razón es que la ausencia de carne los puede volver volátiles. Debido a esto, sin darse cuenta, podrían incurrir en la tendencia a evadirse de la realidad. La menor carga de equipaje los recompensa cuando realizan el viaje a los Registros Akáshicos con suma agilidad y a alta velocidad.

5) Consumen carne roja y blanca. La disfrutan y no tienen ningún conflicto de conciencia. Son capaces de desarrollar una vida espiritual rica en proyección. Sin embargo, encuentran topes en su crecimiento. Su vuelo tiene un techo. Mientras no alcancen esa frontera, se moverán en un vasto territorio de experiencias y aprendizajes nutritivos para el alma. El acceso de estas personas a los Registros Akáshicos es tan posible como en las demás tipologías, salvo por una porción de la constelación de informaciones. Hay un 20% del campo de observación que se transita únicamente cuando el explorador se encuentra inmerso en un estado sumamente sutil. La navegación transcurre vehiculizada por ondas oscilatorias que pulsan a una velocidad extrema. Este patrón podría ser bloqueado o interferido por restos de material orgánico de otras especies; por la filtración de emociones foráneas; o por las memorias de ejemplares exóticos almacenadas en el complejo celular.

Pablo Vaserman

alimentación

Read Full Post »