Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘El karma de la humanidad’

¿Qué es un cuento viviente?  Una historia que proviene de otra dimensión, hilvanada por una inteligencia espiritual,  que lee a su propio lector. ¿Cómo es esto posible? Porque en sus imágenes, metáforas, vibraciones, habitan seres invisibles. Y cuando una conciencia humana los despierta, se ponen en acción para grabar en su espíritu las enseñanzas que está preparada para asimilar. Pueden a su vez tener otras misiones. Pero el denominador común, es que siempre trabajarán en un sentido de progreso y evolución para quien haya dado un paso hacia ellos.

(*) Las aplicaciones de este cuento akáshico para los 5 períodos de la vida
(encarnación, gestación, niño hasta 12 años, joven hasta 18 años y adulto) las
encontrarás al término de su lectura, junto a las instrucciones para
realizarlas. Si necesitas despejar alguna duda, puedes enviar la consulta a
viajealosregistrosakashicos@gmail.com

    

 

EL KARMA DE LA HUMANIDAD

La historia que te voy a contar no transcurre en tu universo, sino en el mío.

RIDUUGECI  YAQUEDUCU  MAWIGEZA

Ese es mi nombre.

Provengo de un linaje de nobles y guerreros, milenario, cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos.

Soy el príncipe de mi mundo, con misiones asignadas de una magnitud tan grande, que no te las puedo revelar. Y no es que no desee compartirlas contigo. El punto es que no estoy autorizado por mi jefe para hacerlo. ¿Quién es mi jefe? El maestro supremo de la orden de los inmortales.

Estoy seguro que en este momento estarás pensando:  “Ahh…como en ´Highlander´. Qué buena peli!. Un guión atrapante. El tipo no moría nunca.
Viajaba en el tiempo, tenía un romance en cada época, manejaba la espada como nadie…Qué buena peli. El personaje de este cuento debe haberse sacado de ahí
”.

No.

La diferencia que hay entre el personaje de la peli y yo, es que Christopher Lambert es un actor, que fuera del rodaje era tan mortal como cualquier otro; mientras que yo, soy el protagonista de este relato, existo, tengo nombre,  RIDUUGECI YAQUEDUCU MAWIGEZA, y soy inmortal de verdad.

Esta característica me convierte en un ser especial, desde ya, pero ni remotamente soy el único. Sin ir más lejos, en tu mundo hay varios
inmortales. No te hace falta ir al cine para encontrarte con uno de ellos. Claro
que si pretendes identificarlos por su aspecto físico, vas a estar listo. Porque el cuerpo de un inmortal en nada se diferencia del tuyo, y también está
sometido a las mismas leyes materiales que tú. Es decir, atravesará el mismo
ciclo de nacimiento, desarrollo, crecimiento, declinación y muerte, de la misma
manera que tú.

Ahora seguro que te estarás preguntando, “¿y si se va a morir, por qué dice que es inmortal?”.

Y yo te responderé: lo que hace inmortal a un ser, no es la perdurabilidad en el tiempo de su cuerpo físico, sino la conservación de su conciencia, con su identidad intacta, y con todos los conocimientos acumulados de encarnación en encarnación, a su disposición, por la eternidad.

De acuerdo a la definición que te estoy dando, debo recalcar una vez más, que yo soy un inmortal. Príncipe y regente de mi mundo. A disposición del jefe supremo de la orden cósmica de los inmortales.

 Quiero disculparme de antemano si te molesto o te aburro con mi presencia aquí, pero decidí aparecer en tu vida, porque desde nuestro mundo
consideramos que es importante para tu educación, que conozcas algunas nociones sobre el Karma, que son de carácter universal.

Por eso estoy aquí. Para relatarte un pasaje de la conversación, en que mi maestro y mentor, decidió que yo estaba maduro para revelarme algunos misterios vinculados al Karma.

¿Sabes que ocurre? Luego de habérmelo explicado, yo sentí que ya nada era igual que antes. Tenía otra responsabilidad. Porque con esa información, yo no podía seguir manejándome con los demás igual que lo hice siempre. O más bien: sí podía hacerlo, pero sólo si pretendía convertirme en un ignorante.

–  ¿ Cómo puede ser que a esta altura del partido tengan el atrevimiento de burlarse de mí? De buscar perturbarme. Ofenderme. De inducir a que otros caigan en el mismo error, y también lo hagan. No puedo entenderlo. ¿Acaso no deberían respetarme como se lo merece cualquiera? Y sin embargo, no soy cualquiera. Me devuelven agresión por mi amistad. Y soy un príncipe de la orden de los inmortales. Regente de mi mundo. No puedo entenderlo, maestro supremo.

 El jefe de los inmortales aguardó a que su discípulo aquietara su espíritu, y luego de la pausa, le dijo:

–  Sin embargo, la explicación existe. Y es muy simple. Creen que por mandato superior deben hacer lo que hacen contigo, y sin embargo se equivocan. Nadie está excento de equivocarse. Y al mismo tiempo, nadie está obligado a emprender acciones que vayan en contra de los preceptos divinos: amarás a tu prójimo como a ti mismo.

–  ¿Y si no lo hacen que pasa? Digo: ¿qué pasa si alguien te humilla y con una sonrisa socarrona te dice: ´lo hago por tu bien´? ¿O se burla en tu cara, como si no te dieras cuenta, pero después te dice ´yo soy tu amiga´ O perturba tu trabajo diseminando información falsa, y simultáneamente lo siente, y te dice que te ama?

–  Simple. Acumulan karma. Nada justifica el hecho de hacerle un daño físico, psicológico, mental o energético a otra persona. El mundo espiritual no lo consiente. Por el contrario, lo castiga.

– ¿Pero yo no veo ninguna consecuencia a la vista? Solo que reiteran la acción cuando se les ocurre.

– No ves la consecuencia y sin embargo, existe. Porque no necesariamente es inmediata. Puede aparecer en los próximos años, o incluso, en las próximas encarnaciones. Pero de lo que no tienes que tener ninguna duda, es que ningún ser viviente, de la jerarquía que fuere, escapa a la ley del Karma.

– ¿Pero por qué lo hacen?

–  Porque la maldad existe como la fuerza contraria que se opone al bien. La realidad, es dual. Y todos los seres, todo el tiempo, están sometidos permanentemente a la necesidad de elegir qué camino deciden tomar: el camino del bien, o el camino del mal. Pero esta no es una decisión que se toma de una vez y para siempre. Todo el tiempo se presentan situaciones en la vida de alguien, que lo obligan a tomar una decisión. Y aquí, en esta nueva instancia, confirma el rumbo que había elegido, o por el contrario, emprende su tránsito hacia el otro lado.

– ¿Quiere decir que el bien o el mal, son una elección?

– Absolutamente.

– ¿Y dónde están? ¿Afuera o adentro?

– Afuera y adentro.

– ¿Los dos conviven en cada uno de nosotros?.

–  Por supuesto.

– ¿Y de qué depende que prevalezca uno o el otro?

– De las elecciones que tomes. Imagínalo como una balanza.Si frente a una situación, en tu elección predominan valores del campo del bien, tu platillo del bien va a subir, y el del mal va a bajar.

–  ¿Quiere decir que el bien y el mal son una cuestión de proporciones?

–  Claro!. Una persona puede tener 80% de bien y 20% de mal. O a la inversa. 70% de mal, y 30% de bien.

–  ¿Y esa proporción es fija?

–  Nunca. Todo el tiempo cambia. De acuerdo a las elecciones que tome cada quien.

–  Pero entonces, hagamos lo que hagamos, ¡es lo mismo!

–  ¿Por qué piensas eso?

–  Porque si hago algo dentro del bien, sube el platillo del bien. Si le hago algún daño a alguien, sube el platillo del mal. Todo se reduce a un sube y baja.

–  No. El sube y baja es dinámico. Y nunca se detiene. Es cierto. Pero la clave está, en que de cada acción que realizas, siempre quedan marcas.

– ¿Dónde?

– En el cuerpo del Karma.

– ¿Qué es eso?

–  Uno de los 17 cuerpos sutiles que tiene todo ser vivo.

–  ¿Y cómo es esa marca?

–  Depende. Si la acción fue buena, la marca será positiva. Si la acción fue mala, negativa.

–  Quiere decir que el karma no es sinónimo de algo negativo…

–  Por supuesto que no.

–  ¿Y si lo fuera?

–  Si lo fuera, su portador tendrá que vivir situaciones en su vida presente o en futuras encarnaciones, donde experimente las mismas maldades que ayudó a provocar, pero potenciadas. Entonces el mundo espiritual le construirá un escenario propicio para que pueda aprender esa lección.

–  ¿Y eso ocurre siempre?

–  Es una ley inexorable. Y la lección se puede presentar en la misma vida, o en futuras encarnaciones.

–  ¿Y dónde está escrito cuándo ocurrirá?

–  Precisamente, en el cuerpo del Karma. Allí es donde el mundo espiritual, graba a fuego el programa completo de las situaciones que cada alma debe vivir para que aprenda lo que aún tiene pendiente y necesita, para evolucionar y continuar con su ascenso.

Aunque no siempre esto ocurra.

 –  ¿Cómo ´aunque no siempre esto ocurra´?. Yo pensaba que el camino era uno solo: ¡la evolución!

–  De ninguna manera. Es de doble vía. Avanzamos o retrocedemos. Recuerda este principio: todo el tiempo, ambas fuerzas están en pugna. Y cada una lucha para que su equipo gane. El triunfo de una, está en las antípodas del fracaso de la otra.

–  Maestro, ¿me puedes explicar cómo gana una, y cómo gana la otra?

–  El bien triunfa cuando no cede a la tentación del mal. Cuando se mantiene en armonía y actuando desde el corazón. Cuando no responde con las mismas armas del agresor, sino que se mantiene fiel a sus principios y valores. Si logra esto, vencerá en esa batalla y cumplirá con su misión: ofrecerle al mal, redención.

–  ¿Y el mal, cómo gana?

–  Cuando logra inculcar en el espíritu de su oponente, acciones o pensamientos asociados al odio, al rencor, la soberbia, la violencia, el egoísmo, la injusticia. Y ahí cumple con su misión: poner a prueba al agente del bien, y desestabilizarlo.

– ¿Quiere decir que el combate no es sólo externo?.

–  Exactamente. Es también interno. Y en cada elección que hagan, en cada segundo de sus vidas, se estarán aproximando hacia uno o hacia el otro. De ahí que sea tan importante que se observen y se corrijan, si aspiran a ascender por la espiral hacia lo Divino.

–  ¿Y el libre albedrío? ¿Cómo juega en este drama?

–  Tiene un papel central. En rigor, todo el tiempo nos hemos estado refiriendo a él, sin mencionarlo.

El “libre albedrío” tiene 77 aspectos. Uno de ellos es: ´frente a una situación X, ¿decides tomar el camino del bien, o el camino del mal?´.

Nadie tiene derecho a violar el libre albedrío de otra persona. Si lo hace, ahí es donde entra en juego el karma. Claro que otro de los 77 aspectos del “libre albedrío” dice así: ´la persona, ¿permite que la sometan?´.

–  Y el Karma, ¿es sólo individual?

–  Por supuesto que no. Hay karma familiar y también existen el karma de un país, de un continente, de una congregación. Hasta existe el karma de una civilización entera.

– ¿Una civilización tiene karma?

– Por supuesto!. Si una persona tiene karma, ¿cómo no lo va a tener la sumatoria de sus individualidades? Y entre nosotros, te digo que algunas han armado cada paquetito….

–  ¿Y se puede hacer algo para solucionarlo?

–  Como poder….se puede todo…

–  ¿Y entonces?

–  La pregunta es si querrán….              

◄◄◄►►►

 

APLICACIONES

  1. Encarnación:  para que la madre eleve al mundo espiritual la solicitud de albergar durante su embarazo a un alma de muy alto nivel y vibración. Un niño de las estrellas.

2. Bebé en gestación:  Le dará recursos para que durante su vida triunfe el camino que lo llevará por el sendero del bien. Recibirá atributos para convertirse en un líder que guiará a los demás por la misma senda.

3.   Niño hasta 12 años: Lo va a ayudar a encontrar el camino correcto de lo que el plano Divino espera de él. Le dará la intuición de cuáles son las acciones correctas que deberá tomar, para entrar en una línea de tiempo fértil para el cumplimiento de su misión espiritual.

4.    Joven de 13 a 18 años:  Le dará estímulos y apoyo para que conduzca su vida en orden a alinear su vocación, con su profesión y su misión.

5.    Adulto: Tu cuerpo (sutil) del karma, acelerará diez veces lo que tienes que aprender en esta vida. Harás un ahorro del tiempo previsto en que debías realizar esos aprendizajes durante esta encarnación, multiplicado por diez.

◄►

PROCEDIMIENTOS

 1. Encarnación de un niño de las estrellas. Probabilidad de éxito: 80%

  • Lee el cuento mientras suena el “Bolero de Ravel” de fondo (ideal) o música clásica. Al mismo tiempo, realizas el siguiente mudra:
  • Yema del mayor derecho sobre el ombligo.
  • Pulgares en contacto por las yemas.
  • Meñiques en oposición por las yemas.
  • El resto de los dedos, libres, relajados y sin tocarse.
  • Postura del cuerpo: sentada o acostada.

Nota: en el caso de que elijas hacerlo acostada, puedes grabar la narración de este cuento con tu propia voz, y luego recitarlo a medida que vas escuchando el audio con auriculares.

Periodicidad:   30 noches consecutivas antes de dormir.
Nota: El ciclo lo practica la madre con anterioridad a la búsqueda del bebé. 

♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣

    2. Bebé en gestación.

  • Si está la pareja unida, lo hace el papá sobre la mamá. Y el cuento lo narra el papá.
  • Si la mujer es madre sola, lo hace ella misma. El efecto será similar.

Mudra:

  • La yema del meñique derecho descansa sobre el ombligo de la madre.
  • Pulgar izquierdo con mayor derecho en contacto por las yemas.
  • Yema del meñique izquierdo sobre la pelvis de la madre.

Periodicidad:  3 series de 5 noches consecutivas, con un día libre entre cada una.

Ejemplo:

♦ 5 noches con lectura y mudra.

♦ 1 día libre.

♦ 5  noches con lectura y mudra.

♦ 1 día libre.

♦ 5 noches con lectura y mudra.

♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣

      3.  Niño hasta 12 años.

El padre o la madre leen el cuento mientras el mismo narrador realiza el siguiente mudra:

  • Pulgar derecho del padre o la madre, sobre el entrecejo propio.
  • Meñique derecho sobre el entrecejo del niño.
  • Pulgar izquierdo y mayor derecho en contacto por las yemas.
  • Yema del meñique izquierdo en el centro de la palma derecha.

Periodicidad:  3 días consecutivos. Sólo en horario DIURNO.

♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣

            4.   Joven de 13 a 18 años.

El padre o la madre leen el cuento mientras el mismo narrador realiza el siguiente mudra:

  • Yema del meñique derecho sobre el párpado del ojo derecho del beneficiario.
  • Yema del mayor derecho sobre la punta de la nariz del beneficiario.
  • Yema del pulgar derecho sobre la hendidura ubicada entre la nariz y el labio superior del beneficiario.

Periodicidad:  5 noches consecutivas antes de dormir.

♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣

    5.  Adulto

        Lees el cuento mientras realizas el siguiente mudra, acostado/a.

  • Pulgar derecho sobre el ombligo.
  • Mayor derecho sobre la pelvis.
  • Ojo izquierdo cerrado.
  • Pierna izquierda flexionada, con la planta del pie apoyando sobre el colchón.

Periodicidad:  30 noches consecutivas.

Nota: Para tu comodidad, puedes grabar la narración de este cuento con tu propia voz, y luego recitarlo a medida que vas escuchando el audio con auriculares.

(**)  Para interiorizarte acerca de cómo trabajan el mudra y el mantra, visita el informe La Meditación Akáshica une el hombre al Cosmos.

Pablo Vaserman

Anuncios

Read Full Post »