Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Meditación akáshica para la expansión de la conciencia global’

bebéYa sabes qué es una meditación akáshica.

Ahora pasaremos de la teoría a la práctica. ¿Contás con algo de tiempo libre? ¿Te interesaría inducir una transmutación en el planeta y en sus habitantes? Por medio de esta meditación akáshica elevaremos la conciencia de todos los seres que lo habitamos.
¿Contamos contigo?

Antes de ponernos en marcha, necesito explicarte qué es un libro o texto viviente. Verás que será apenas la introducción de una revelación fascinante.

Un libro viviente (pero también el concepto lo podemos extender a la música o a un formato audiovisual) son textos que inteligencias del mundo invisible dictan a personas muy receptivas, y que contienen un mensaje propicio para la evolución del hombre.

En dichos materiales sensibles duermen seres invisibles. ¿Dónde? Puede ser en sus metáforas si es un libro, en las imágenes si es una pintura, o en los sonidos si es música. Hasta que una conciencia los despierta. Y ¡zas! de inmediato se dedican a trabajar sobre la energía mental de la persona que los ha despertado. Te preguntarás qué hacen con ella. Escriben en su espíritu las enseñanzas que está apta para recibir.
Así es el arte akáshico, o sagrado.

Y aquí viene la revelación que te anticipé hace un momento: el himno nacional argentino pertenece a este rubro.
Es una poesía angelical.

Más interesante aún. Si mientras entonas sus estrofas, las combinas con un mudra y un arquetipo cósmico descifrado de los Registros Akáshicos, estarás haciendo un tierra2aporte muy grande y valioso para que se concrete el objetivo de esta meditación akáshica:  producir una transmutación en el planeta y en sus habitantes, elevando la conciencia de todos los seres que la habitan.

Para eso está programada. Y con ese propósito ha sido decodificada de los Registros Akáshicos.

Procedimiento:

  • Une tus pulgares por las yemas
  • El mayor izquierdo lo vas a montar sobre el meñique derecho, que está plegado sobre sí mismo.
  • El anular derecho se tocará por la yema con el meñique izquierdo.
  • Los dedos restantes quedan libres. No deben tener contacto entre ellos. Los mantendrás extendidos, en una posición lo más relajada posible.

Postura:  parado o sentado, con los pies simétricos.

Nota: Este mudra permanecerá armado durante toda la meditación.

VISUALIZACIÓN:  

Primera  Parte

  • En un cielo de color rojo, visualiza un triángulo equilátero de fuego dorado. Sobre el vértice superior, una cruz de fuego dorada.
  • En el centro del triángulo, está el planeta Tierra.
  • El fuego que arde en el triángulo prende en el planeta. Gradualmente se va incendiando hasta que el foco ígneo alcanza a la totalidad del globo.

    • Ahora el fuego comienza a extinguirse. Ves como el planeta se va secando, convirtiéndose en una esfera negra, chamuscada. Paulatinamente se cubre de humo. Se eleva y se esparce con la densidad de la nube negra que genera un incendio en un bosque.
    • Esta imagen la vas a retener en tu conciencia hasta que comienza el estribillo. Aquí es cuando tienes que sentir con toda la fuerza de tu corazón que el planeta junto a todos sus habitantes transmuta para convertirse en una esfera dorada. El mismo cielo rojo permanece detrás.
    • Nota:  es importante que el planeta Tierra esté siempre en el centro del triángulo de fuego dorado.

Manteniendo en tu mente la visualización recién descripta, recitarás en voz semi audible las primeras estrofas.

           

       Fragmento del himno nacional argentino   (1ª parte)


Oíd mortales el grito sagrado

                                                  Libertad, libertad, libertad

Oíd el ruido de rotas cadenas

  Ved el trono a la noble igualdad

   Ya su trono dignísimo abrieron

   Las provincias unidas del sur

 Y los libres del mundo responden

  al gran pueblo argentino, salud!

  al gran pueblo argentino, salud!

  Y los libres del mundo responden

 al gran pueblo argentino salud.

2ª Parte

  • Durante la introducción musical al estribillo, vas a recitar la siguiente palabra mágica, pronunciándola tres veces consecutivas:

                                           FIPUQI     DOYEFI     BUYIDA

  • Nota:  Esta palabra la pronuncias sin desarmar el mudra.

3ª  Parte

    • El próximo tramo de la meditación, transcurre durante la entonación del estribillo, cuyos versos son los siguientes:

Sean eternos los laureles

que supimos conseguir

coronados con gloria vivamos

o juremos con gloria morir.

  • Visualiza al planeta de oro en el centro del triángulo transmutándose en otro totalmente verde, lleno de vegetación y vida.
  • Imagina una semilla dorada en el centro exacto del planeta Tierra.
  • De esta semilla nacen cuatro troncos de roble Cada uno crece hacia un punto cardinal diferente. Tomas nota que el planeta Tierra ha queda atravesado desde su centro, por cuatro troncos de roble:  uno hacia  arriba, uno hacia abajo, y otros dos hacia cada lateral.
  • Imagina que de cada tronco nacen ramas delgadas. A medida que van creciendo se hacen cada vez más gruesas.
  • Inmediatamente  ves el nacimiento de la copa de cada árbol. Se vuelven cada vez más grandes  y fuertes. Cada una llega a tener el mismo tamaño que todo el planeta entero.
  • Mientras todo esto ocurre, visualiza que desde la base de cada tronco, específicamente de la semilla original, nacen raíces de oro. Te sorprende observar cómo se van entrelazando unas con otras, hasta que es tan fuerte la trama que tejen entre ellas, que ya no puedes distinguirlas más.
  • Mientras  esto ocurre, el cielo, que era rojo, se convierte en el celeste más puro que puedas imaginar.
  • Al término del estribillo, con tranquilidad, desarma el mudra y abandona la visualización.

Nota:  Esta meditación holística se debe practicar durante treinta días consecutivos. En lo posible siempre en el mismo horario, para que alcance su mayor potencia. Practicarla durante menos días y en horarios diferenciados es factible. Sin embargo, su efecto disminuirá en forma proporcional al distanciamiento de la organización del tiempo sugerida. 

 Cuando hayas concluido el trabajo, es recomendable que no bebas ni toques agua por veinte minutos. Es para no provocar interferencias en la circulación de la energía. 

Pablo Vaserman

Anuncios

Read Full Post »